DESNUDANDO LA REALIDAD

 

Hay demasiadas cosas que no entendemos, que van más allá de la razón.

De alguna forma u otra, en algún momento, todos nos convertimos en una víctima social.

En infinidad de ocasiones perdemos la ilusión, la esperanza… pues el ser humano es capaz de hacer cualquier cosa, por muy atroz o cruel que resulte, en el nombre del poder.

Muchos traicionan sus propios principios por no quedarse atrás y aquello de fiel hasta la muerte ya no es un valor, casi nadie defiende ni manifiesta abiertamente que “eso es parte de el ser de mi ser“.

¿Cuánta gente está diciendo “se acabó” y sin un “adiós” decide abandonar este mundo?…

Muchísimas personas, pueblos y ciudades en general, a día de hoy son sólo una sombra del ayer.

A quien no le ha golpeado la crisis o no le ha visto la cara de cerca quizá le pueda parecer todo una película, desagradable pero ficticia. Y no es así, hay auténticos dramas, sólo hay que abrir los ojos a la realidad para verlos.

Es verdad que en otros países llevan una eternidad pasando hambre y sin los recursos básicos para vivir.

Los del “primer mundo” tratamos de ser solidarios por un lado pero, al mismo tiempo, por el otro, somos unos egoístas… son las dos caras de la necedad.

Quiero creer que la mayoría soñamos con que esto cambie, con un renacer de esta sociedad malherida… ¿será cuestión de fé?…

 

Rodrigo Sevillano

ETHOS - Rodri, Edu y Claudio

Share

Deja un comentario